Desahucio del inquilino en situación de vulnerabilidad

Objetivo: retrasar el desahucio al máximo

Una de las respuestas más habituales del inquilino al juez cuando se presenta una demanda de desahucio para desalojarlo de la casa es que se encuentra en riesgo de exclusión social, es decir, en situación de vulnerabilidad.

Con ello trata de retrasar el lanzamiento de la vivienda y, por tanto, dilatar la entrega de la posesión de la vivienda a su propietario quién, es posible, también se encuentre en situación de vulnerabilidad.

Hay que tener en cuenta que cuando el inquilino no paga su mensualidad, el dueño puede instar a través de abogado y procurador un proceso de desahucio por falta de pago.

Y, en el juzgado, si por parte del arrendatario no se prueba que ha pagado lo que debe, se procederá a desalojarlo del inmueble.

Por tanto el Juzgado mediante un oficio, notificará que existe un proceso de desahucio a los servicios sociales.

¿Qué hacen los servicios sociales?

Primero comprobar que en dicha vivienda, sus moradores se encuentra en situación de vulnerabilidad (que puede ser social pero también económica). 

Si es así, lo segundo que harán será notificar al juzgado este hecho.

Cuando esto sucede, el notario del juzgado, que es el Letrado de la Administración de Justicia, lamentablemente para el dueño, suspende el proceso de desahucio.

¿Hasta cuando?

Hasta que dicho organismo, servicios sociales, adopte las medidas que considere, que principalmente consisten en buscar una solución habitacional.

¿Y eso, cuanto tiempo tarda?

Durante 1 mes como máximo desde que el juzgado recibe el aviso de los servicios sociales.

Pero si la vivienda es de una empresa (persona jurídica) pueden suspenderlo hasta tres meses.

¿Y luego?

O bien se han tomado las medidas pertinentes, o bien ha pasado el plazo, el proceso continúa.

En la cédula de emplazamiento al inquilino se le indicará la dirección de servicios sociales.

Artículo 441.5 LEC:

«En los casos del número 1º del artículo 250.1, se informará al demandando de la posibilidad de que acuda a los servicios sociales, y en su caso, de la posibilidad de autorizar la cesión de sus datos a estos, a efectos de que puedan apreciar la posible situación de vulnerabilidad.

El inquilino avisa a Servicios Sociales días antes del lanzamiento

La duda se produce cuando el inquilino no ha contestado la demanda de desahucio, no se celebra juicio, y, pocos días antes del desalojo, acredita haber acudido a Servicios Sociales donde se le considera por éstos en situación de vulnerabilidad. ¿Se suspende el lanzamiento entonces?

Es un incidente que la normativa no deja claro, pero es muy probable que el juzgado suspenda el desalojo.

El desahucio del inquilino cuando se encuentra en situación de vulnerabilidad puede verse retrasado con la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

No confundir esta situación de vulnerabilidad que aparece en la Ley de Enjuiciamiento Civil, con la excepcional suspensión de desahucios que el Gobierno impuso por el Covid 19 con el Real Decreto 11/2020, pues este último es provisional mientras que el otro no lo es.

Call Now Button
× Whatsapp